home Articles Se Nos Va el 2016, Prepara Tu Dieta Plan Para el 2017

Se Nos Va el 2016, Prepara Tu Dieta Plan Para el 2017

Estamos a pocos días de finalizar el año 2016 y como buenos boricuas, nos apresuramos a preparar nuestra lista de resoluciones para el nuevo año 2017.

¿Qué es lo primero en nuestra lista?

Bajar de peso– nos pasamos el año, trepándonos en la balanza para ver si hemos bajado una onza de grasa. Midiendo cada pulgada de nuestro cuerpo, con la esperanza de que cada día nos sobre más cinta de medir o la balance indique menos peso.

Ahora bien, ¿Cómo se relaciona esto a las Relaciones Públicas?

Al igual que en tu dieta, en las Relaciones Públicas, todo se mide. Muchos piensan que el éxito de las Relaciones Públicas se traduce en la cantidad de veces que la marca o servicio, es reseñado en los medios de comunicación. El famoso “publicity”. Si es cierto, que la exposición que nos da ese “publicity” nos mantiene “IN” en la industria ante nuestros competidores o nos ayuda en la percepción de fortaleza en una marca.

Pero, ¿ Cómo ha sido esa reseña?

a). Positiva

b). Negativa

c). Solo una mención

d). Solo foto de marca

e). No menciona la marca

f).  No mediste el impacto

No importa la cantidad de veces que la marca o servicio sea mencionada en un artículo, si ese contenido no es de calidad. Toda estrategia de comunicación, debe ser medible y cumplir con los objetivos trazados al inicio del año. No debemos perder el enfoque durante al año, como nos pasa con nuestra dieta.

 

Las Relaciones Públicas tienen sus métricas

En el 2010 la AMEC (The International Association for the Measurement and Evaluation of Communication) y el Instituto de Relaciones Públicas (Institute for Public Relations), se reunieron en España junto a un grupo de líderes de la industria para estandarizar la medición de la disciplina.

Se establecieron Los Siete Principios de Barcelona (2.0 Barcelona Principles), que recientemente en el 2015 fueron revisados. Entonces, ahora no tenemos excusa porque no medir nuestros esfuerzos de comunicación.

Los nuevos principios establecen:

  1. Definir metas y medirlas es fundamental para la Comunicación y las Relaciones Públicas: El primer principio involucra de manera explícita el concepto COMUNICACIÓN y hace énfasis en que este reto es aplicable a cualquier clase de organización (pública, privada, social) independiente incluso de su tamaño o cobertura. Invita además a considerar holísticamente la medición: involucrar toda clase de medios (propios, masivos, pagados, ganados, etc.).
  1. Medir los resultados es recomendable frente a solo medir las actividades: Este segundo postulado involucra el reto de lograr una visión más completa de los impactos que se generen desde la comunicación, enfatizando que entre ellos el APOYO  a la organización debería ser uno de ellos. La medición aislada de actividades nunca dará información adecuada sobre el desempeño comunicativo de la empresa.
  1. El efecto sobre el desempeño organizacional puede y debería ser medido donde sea posible: No se habla tanto de los resultados del negocio sino sobre todos aquellos elementos que hacen parte del desempeño del negocio, lo cual incluye mucho más los activos intangibles que pueden ser impactados desde la comunicación y que son claves en ese desempeño (reputación, marca, relaciones, cultura, satisfacción, alineación, etc.). Por otro lado hace una profunda reflexión sobre otro reto: no medir de manera aislada los efectos que se generan desde mercadeo y comunicaciones o relaciones públicas. Debe haber una integración en los procedimientos y modelos de medición.
  1. La medición y evaluación requieren tanto métodos cualitativos como cuantitativos: La medición y evaluación debe involucrar integralmente técnicas cuantitativas pero también cualitativas, de modo que se pueda obtener información más precisa sobre el contexto y el por qué de los resultados.
  1. El Valor de Equivalencia Publicitaria NO demuestra el valor de la comunicación: Aquí se trata de reforzar una campaña que aún no logra cumplir plenamente su cometido. Hay que erradicar el uso de métricas no adecuadas como ésta o los multiplicadores que poco o nada dicen de la calidad de la gestión realizada.
  1. Los medios sociales pueden y deben ser medidos: El nuevo principio simplemente considera que las técnicas de medición han evolucionado para no conformarse con el número de seguidores y por el contrario examinar variables como el compromiso o las interacciones, que dicen mucho más de sus impactos potenciales.
  1. La medición y evaluación debe ser transparente, coherente y válida: Valores como la integridad, la honestidad y la franqueza son fundamentales en el despliegue de una medición cuantitativa que sea fiable y reproducible y de una medición cualitativa que sea confiable a los ojos del cliente.

 

Ahora que todos estamos cerrando un 2016, lleno de retos, te invito a que trabajes el plan de comunicación de 2017 enfocado en estas métricas, para que logres resultados óptimos.

Mide cuando  y cuánto debes hablar de tu marca. Que el mensaje sea de calidad.

Recuerda: Cuando definas tu presupuesto para el 2017, separa una partida para los esfuerzos de Relaciones Públicas, esto te ayudará a planificar una estrategia de comunicación durante el año, que añade valor a la marca o servicio que representas. No esperes a que ocurra un manejo de crisis para comenzar a construir una imagen. Y que conste, no lo digo yo… lo decía Bill Gates, “ Si solo me quedará un dólar de mi presupuesto, lo invertiría en Relaciones Públicas”.

¡Feliz Año Nuevo!

 

Jescel Rolón
Public Relations Director
Lopito, Ileana & Howie

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *